Una boda con miles de detalles

19 sep. 2013
Comentarios

Y creednos, el título de post elegido al azar ni es un tópico. Es verdad verdadera!! Y si no nos creéis seguid leyendo...

 Era 13 de mayo y recibimos en nuestro correo electrónico el mensaje de una chica, Miriam.

Se iba a casar próximamente y estaba interesada en los imanes-invitación para bodas que había visto en nuestra web.

Nos explicó que su enlace se celebraba en septiembre, que tanto ella como su pareja eran químicos y querrían que esa idea estuviera presente en los imanes.

Nosotros nos pusimos manos a la obra y el intercambio de ideas, diseños y sueños se fue sucediendo. En ningún momento quisimos separarnos de la tabla periódica y tanto Miriam como Benito (el novio!) nos echaron un cable con las moléculas.

Peinetta Roja_ imanes invitación boda

Pero si pensáis que con estos bonitos imanes se acababa el asunto... Para nada!
Buscaban una invitación de boda especial, y os prometemos que nunca en la vida hemos visto una invitación taaaaaaan completa!

El tarjetón clásico estaba descartado desde el principio pero necesitábamos un tarjetón y algunas cosas más... Miriam nos pidió que la invitación fuera una caja que albergara diversos elementos y que todos fueran acordes con la misma temática: la química.

Así que... a por ello!

  • Dentro de la caja-invitación: imán, galleta, fotografía y tarjetón 'molecular'.
  • Fuera de la caja: una pegatina y un cordel.

Como véis, todo giró en torno a dos tonos: el verde y el blanco.

Peinetta Roja_Invitación boda

Las cajitas verdes son de Selfpackaging y la fotografía en blanco y negro del interior de la caja en la que se ve a los novios en pleno trabajo de laboratorio, un guiño hacia sus invitados.

Las galletas fueron diseñadas a partir del imán, siguiendo toda una coherencia visual y con un tamaño considerable (¡unos 10cm!). Se trataba de la invitación dulce al enlace. Contenían todos los datos de la boda (hora, lugar, teléfonos de contacto,...) pero al ser comestible iban a desaparecer. No problem! El imán cumpliría entonces su función: permanecer en las neveras de los invitados varios meses para que no olvidaran que el 14 de septiembre tenían una cita importante con Miriam y Benito.

El tarjetón 'molecular' fue casi lo más dificil de producir porque lo convencional es elegir formas cuadradas o rectangulares ya predefinidas. Pero no. Desde el principio ya hemos dicho que estos novios tenían muchas ideas así que su tarjetón tenía que llevar todos los datos del día del enlace pero además tener forma de molécula. Y así quedó. Desplegable en tres caras y ajustado a la caja y al resto de elementos. Una monada de tarjetón, la verdad!

 

Peinetta Roja_invitación_galletas

Durante dos meses, Miriam compaginaba su trabajo con atender nuestros mails. El contacto fue casi diario para que todo estuviera perfecto. Pero todavía le quedaba algo más duro... el montaje de todas las cajas. Con ver esta foto ya os podéis imaginar que el salón de casa se convirtió por unos días en una cadena de montaje.

Pero... ¿quedó o no quedó monísima esta completa invitación de boda? ¡Pegatina y etiqueta de personalización incluidas!

Y con los calores llegó el verano. El tiempo seguía avanzando y los invitados... alucinando! Como era de esperar. Desde la distancia Miriam nos mantenía informados de las expresivas respuestas que recibían de sus amigos y familiares cuando veían esa increíble invitación. Muchos decían: si esto es la invitación, ¿qué pasará el día de la boda???
Lógico... pues no se equivocaban!!

Lo primero y principal es que los novios estaban de película! O no?? Tras una semana padeciendo por si habría lluvia ese día, el Sol acompañó a la pareja que paseó con este imponente cocha de época descapotable (también verde, como las cajas de la invitación!!) por las calles de Cádiz. No estaban guapos, no. Estaban divinos!!

Pero como os hemos avanzado, las sorpresas continuaban para los invitados. Todo iba a continuar tematizado con la química... Hasta el último detalle.

Lo primero, al llegar, el mesero con la ubicación de los invitados. Sí, es una tabla periódica!!

Peinetta Roja_mesero boda

Y claro, si uno de los elementos de la tabla te indicaba cuál era tu mesa... el centro de mesa no podría ser otra cosa que matraces de laboratorio. Además, el menú estaba metido en un tubo de ensayo ¿Pueden haber atado todo mejor estos chicos?

Chapas, abanicos, pinzas decoradas,... muchos regalitos para los invitados pensados por Miriam para ese día tan especial.

La última colaboración de Peinetta Roja en esta boda (y no por ser la última era la más pequeña) fue el photocall por el que pasaron todos los invitados.

Inspirado en el mundo de la ciencia, con un tamaño considerable y respetando los tonos con los que habíamos trabajado durante todo el proceso, el photocall llevaba incluido un mensaje de agradecimiento de los novios a todos los suyos por acompañarles ese día tan señalado.

Peinetta Roja_ photocall novios

Disculpad (queridos lectores) la demora de la publicación de este post (que teníamos unas ganas locas de escribir) pero como en todas las bodas del mundo mundial, las cosas de palacio van despacio y las fotografías de un enlace se consiguen unos meses después.

Agradecemos a Miriam y Benito su generosidad por compartirlas con nosotros y por confiar casi ciegamente en nosotros. La distancia y el mundo online no ha sido impedimento para que nos hicieráis partícipes de vuestra ilusión en la preparación de cada detalle y de soñar con una boda perfecta y conseguirla.

Enhorabuena. Un 'Viva los novios' virtual para vosotros (porque sois lo más!) y mucha felicidad en esta nueva vida que compartís ya juntos.

comments powered by Disqus